Artículo VESCICA

PATROCINADO POR:
vescicalogoweb.jpg
Diana Ivonne Cruz Medrano Administradora de Contenido, VESCICA
Cuidar la Piel en el Invierno sin Congelarse en el Intento

La época de frío ya está aquí. Todas las condiciones climáticas y ambientales tienen gran impacto, tanto en la apariencia como en el bienestar de la piel en general; pero quizá cause mayores estragos en el rostro, ya que es la zona —junto con las manos— que pasa más tiempo expuesta a las inclemencias del clima (y ya de por sí es un área de alto nivel de cuidado por naturaleza).
Debido a las bajas temperaturas, la piel palidece debido a la vasoconstricción, es decir, los vasos sanguíneos se contraen y disminuyen la irrigación, de sangre y oxígeno, en la capa más superficial de la piel y en los miembros más alejados del tronco, concentrándola al interior del cuerpo para los órganos que la necesitan y para mantener el calor interno. Este efecto provoca que el cutis reciba menor cantidad de nutrientes, que acumule más células muertas que dificultan que la secreción sebácea nutra y lubrique la epidermis, por lo que la piel tiene un aspecto opaco y grisáceo, y sensación de tirantez, lo que traduce en que la piel está seca y sensible.
Mantener un nivel de hidratación alto durante el invierno es vital para evitar irritación y hasta algún tipo de dermatitis; además de que una hidratación óptima, mediante lípidos, humectantes y agua, retrasa el envejecimiento cutáneo.

Básicos del cuidado de la piel en invierno:
• Beber la cantidad necesaria de agua, que puede ir desde un litro o dos dependiendo del estilo de vida y actividades.
• Evitar el agua demasiado caliente a la hora de tomar un baño.
• Evitar lavar frecuentemente la cara
• Realizar los 4 pasos esenciales del cuidado facial: limpieza, tonificación, hidratación y protección (FPS 15, en adelante).
• Exfoliar la piel tanto del rostro como del cuerpo, de una a dos veces por semana para estimular la regeneración.
• Utilizar productos con ingredientes antioxidantes, lo suficientemente filmógenos, para conservar la barrera de protección entre la piel y las condiciones ambientales y la contaminación.
Pero no sólo los productos cosméticos y acciones externas nos ayudan a cuidar la piel del clima frío. También mediante la dieta es posible paliar los efectos de las bajas temperaturas, además de que al mismo tiempo el cuerpo recibe nutrientes que, igualmente, reforzarán el sistema inmunológico.
Entre los principales alimentos que podemos consumir en esta época se encuentran:
• Las frutas y verduras ricas en vitamina C, tales como:
• Guayaba (180 mg/100 g)
• Perejil (166 mg/100 g)
• Pimiento rojo (140 mg/100 g)
• Coles de Bruselas (112 mg/100 g)
• Brócoli (110 mg/100 g)
• Kiwi (100 mg/100 g)
• Papaya (70 mg/100 g)
• Naranja (50 mg/100 g)
• Alimentos con alto contenido de Omega 3:
• Atún
• Salmón
• Arenque
• Sardinas
• Semilla de linaza
• Chía
• Nueces negras
• Aceite de linaza, soya y canola
• Aguacate: Es una fuente importante de grasa saludables que ayuda a combatir la piel seca y deshidratada por agentes externos, proporcionando luminosidad. Además, contiene cantidades importantes de vitaminas A, D, E y B.

• Alimentos con vitamina A:
• Zanahoria
• Calabaza
• Melón
• Tomate
• Espinaca
• Col rizada
• Hígado de res y pavo
• Harina de avena fortificada
• Té verde: contiene una cantidad muy considerable de antioxidantes además de que suma a la ingesta de agua necesaria de todos los días.
Las recomendaciones anteriores deben formar parte del mantenimiento sugerido al paciente después de un tratamiento estético con aparatología, enfocado especialmente en limpiar e hidratar la piel mediante radiofrecuencia bipolar en casos de deshidratación profunda o monopolar para tratar incluso la piel de las manos; así como los protocolos con un equipo de láser biofotónico.

© 2021 CODESTETICAMX S.A. de C.V.

  • LOGOWHATS
  • Black Facebook Icon
  • Negro del icono de Instagram
  • Black Twitter Icon