Artículo Aspid Pro

PATROCINADO POR:
aspidprologoweb.jpg
Investigación y Desarrollo de
Cosméticos ASPIDPRO
I.Q. Nantzin Martínez Fleischer
Q.F.B. Montserrat Moreno Ruiz
La Exfoliación como reveladora de la verdadera belleza de la Piel

El cuidado cosmético de la piel del cuerpo y del rostro ha sido una necesidad del ser humano desde tiempos ancestrales, cuya finalidad es la de conseguir una piel de textura lisa, suave y visiblemente bella.

En la actualidad, sabemos que, tanto la higiene diaria como el cuidado cosmético continuo de la piel, son fundamentales durante cada etapa de la vida y a lo largo de cada época del año. Para ello, la exfoliación es una práctica indispensable en la rutina cosmética para la eliminación de impurezas de la piel y el mantenimiento de un aspecto terso y saludable. Sin embargo, hasta hace poco tiempo, la exfoliación se ha vinculado con texturas rugosas, cortantes, frotamientos intensos y descamaciones antiestéticas. Hoy, el mercado cosmético nos permite encontrar una amplia diversidad de productos exfoliantes basados en tecnologías innovadoras, de modo que se puede afirmar que, retirar la piel muerta y otras impurezas no debe ser una práctica molesta y agresiva.

Cabe mencionar que esta revisión se limita a aquellos exfoliantes que por su composición, mecanismos de acción y finalidad en la piel, se consideran cosméticos, siendo excluidos cualquier tipo de preparados estéticos que inducen reacciones de inflamación en capas que van más allá de la epidermis y que, por lo tanto, requieren de la intervención de un dermatólogo para su aplicación.

Partiendo del conocimiento de que la piel es un órgano formado por tres capas fundamentales —hipodermis, der-mis y epidermis—, y que se ve sometida continuamente a un proceso de renovación que sucede naturalmente a nivel de los queratinocitos —tipo celular presente en mayor abundancia y responsable de la producción de queratina—, enfocamos especial atención en la capa cutánea más externa: la epidermis, la cual se conforma a su vez por varias subcapas que presentan un grado de queratinización, que es mayor a medida que nos acercamos al medio externo. La capa más externa y más queratinizada de la epidermis es el estrato córneo, integrado por varias capas de queratinocitos aplanados, rígidos y ricos en queratina: corneocitos; estos se mantienen unidos en varias capas superpuestas, mediante unos mecanismos de adherencia que se van debilitando a medida que la renovación celular ocurre desde el estrato basal de la epidermis, lo que acaba facilitando su desprendimiento con el tiempo. Este fenómeno natural de descamación puede acelerarse mediante la aplicación de cosméticos exfoliantes. La relevancia de los exfoliantes en la cosmética actual se enfoca en su capacidad de mejorar el aspecto y la luminosidad de la piel, así como en facilitar la absorción y el efecto de principios activos, contenidos en los demás cosméticos aplicados posteriormente en la piel tratada. La exfoliación se define como: el desprendimiento de las células queratinizadas en las capas más superficiales de la piel. De esta manera, tras realizar una buena exfoliación, queda al descubierto la «verdadera» piel: tersa, luminosa y revitalizada.

Hoy en día, la tecnología cosmética ha innovado y desarrollado mecanismos de exfoliación, tales, que le permiten al profesional cosmético actual dejar muy atrás las antiguas técnicas de frotamiento y abrasión, agresivas para la piel, que involucraban sensaciones desagradables, durante y después de la aplicación, que incluso llegaban a tener resultados indeseables y antiestéticos, sin olvidar que la efectividad de un tratatamiento exfoliante depende primordialmente de la frecuencia con la que se aplica, más que del grado de agresividad que resulte tras su aplicación.

Como cualquier otra práctica básica del cuidado de la piel, para llevar a cabo una correcta y adecuada exfoliación, hay que tomar como pauta muy importante, la edad de la piel a tratar. Si la edad aparente de la piel es de 20 años, bastará una remoción por arrastre mecánico de corneocitos y otras impurezas con exfoliantes físicos tipo scrub; a los 30 años, los scrubs siguen siendo adecuados, aunque su aplicación demanda mayor frecuencia. A los 45 años aparentes de la piel, se requieren métodos de exfoliación a base de alfahidroxiácidos (AHAs) y/o enzimas, que garanticen la remoción efectiva de la queratina acumulada. Sin embargo, para una piel madura de 60 años, caracterizada por una pérdida importante de lípidos, agua, densidad cutánea y debilitamiento de la función barrera de la piel, es preciso emplear exfoliantes enzimáticos, suaves y muy efectivos.

El enfoque y compromiso de ASPIDPRO por el cuidado de la piel se basa en la necesidad que demanda el profesional de la cosmética actual por innovar en la aplicación y efectividad de los tratamientos, por lo que no deja de desarrollar y ofrecer productos que llegan a darle un giro al cuidado facial y corporal. De esta manera, ASPIDPRO ha desarrollado Peel-Q y Peel-NZ, mascarillas de exfoliación con efecto peeling a base de AHAs y con lo más innovador en tecnología enzimática, respectivamente.

Por una parte, Peel-Q se trata de una mascarilla formulada a base de AHAs de origen vegetal, a una concentración adecuada, sinérgica y bajo un pH controlado, para minimizar las reacciones de intolerancia y, al mismo tiempo, proporcionar una exfoliación efectiva de las células epidérmicas en el estrato córneo, por rotura de los enlaces intercelulares entre los corneocitos, permitiendo su desprendimiento. Este tipo de exfoliación potencia la oxigenación de las células jóvenes y estimula su renovación, obteniendo como resultado una piel más lisa y flexible, con un tono más uniforme; por su contenido de AHAs, restaura la hidratación y aumenta la síntesis de colágeno y ácido hialurónico, retardando eficazmente los signos del envejecimiento. Se recomienda su uso complementario con productos ricos en ácido hialurónico y vitamina C.

Por otro lado, una novedad muy conocida en la exfoliación actual es el uso de enzimas que consiguen la destrucción moderada del estrato córneo y con ello una exfoliación suave. Sin embargo, la tecnología cosmética no se detiene, hoy en día la aplicación de enzimas con esta finalidad ha ido evolucionando y haciéndose cada vez más especializada. Peel-NZ, es una mascarilla exfoliante cuya actividad en la piel está basada en la tecnología enzimática de queratinasa, una enzima que elimina selectivamente el exceso de células queratinizadas, de manera que estimula la renovación celular de adentro hacia afuera, manteniendo activo y constante el equilibrio dinámico entre los procesos de descamación y diferenciación de los queratinocitos en la capa basal de la epidermis. La especificidad de la actividad de la queratinasa es tan innovadora en términos de exfoliación cutánea, que es verdaderamente eficaz en pieles gruesas con alto grado de queratinización, al mismo tiempo que puede actuar muy suave con pieles delicadas, por lo que es adecuada para cualquier tipo de piel, con eficacia comprobada y resultados inmediatos.

Te invitamos a conocer estos y otros maravillosos productos de la nueva línea ASPIDPRO Indómito.

© 2019 CODESTETICAMX S.A. de C.V.

  • LOGOWHATS
  • Black Facebook Icon
  • Negro del icono de Instagram
  • Black Twitter Icon